Y CON LA COMUNIÓN... LLEGA EL MÓVIL


Recuerdo las broncas en mi casa la primera z que mis padres recibieron la factura telefónica tras haber comprado un teléfono fijo inalámbrico, sí, ese que podías llevarte a tu cuarto para hablar con amigos, con tu novia... sin tener que hablar delante de tus padres.



La evolución, o involución, ha sido rápida e incontrolable, seguro que pocos podrían pensar que veríamos la tele desde un móvil o incluso pagar la compra... La tecnología evoluciona sin control, pero los padres sí debemos y podemos controlar el uso que se hace de la misma, sobre todo nuestros hijos menores de edad.


Estoy convencido que Antonio Meucci (inventor del teléfono sin dinero para patentarlo) y Alexander Graham Bell (el que lo patentó) no se creerían que su aparato, en 2015, sirve para que los jóvenes se comuniquen por chat estando el uno frente al otro...

Tampoco creerían que un niño de 10 años tenga un teléfono de última tecnología mejor que el de sus padres... el teléfono será inteligente, pero los padres lo pongo seriamente en duda.


En relación al acoso escolar, no olviden que los móviles con acceso a internet son un PELIGRO INCONTROLABLE PARA LOS MENORES DE EDAD. Es una bomba con droga.


Mi consejo es:

1. Prohibir que un menor de edad tenga acceso a internet sin la presencia de un adulto.

2. Prohibir el acceso a redes sociales. Incluido whatsapp.

3. Cuando quiera hablar con alguien, que llame desde el fijo de casa o desde el móvil de sus padres.


Sé que muchos pensarán que esto es una tontería y que su hijo sería el raro del grupo por no tener un móvil de última generación, pero los que sufren o han sufrido acoso en la red saben de lo que hablo. PD: los niños raros sin teléfono tienen amigos con los que quedan, juegan, se cuentan cosas y se abrazan... sin emoticonos.


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo